Cuando queramos llevar a cabo algún tipo de obra, los estudios geotécnicos en Puigcerdà serán fundamentales para comprobar en qué situación nos encontramos y la posibilidad que tenemos.

Los estudios geotécnicos en Puigcerdà te darán información acerca de la construcción que se puede llevar a cabo en ese terreno. Por tanto, hay que tener en cuenta que es el punto de partida de cualquier construcción.

En primer lugar, se analizará el tipo de suelo en el que se va a desarrollar la actividad. Con ello podrás conocer las características físicas, la composición que tiene en sus diferentes capas, a qué altura encontrarías agua y la profundidad que requiere la obra. Todo ello permitirá comenzar con la organización y el diseño de la misma.

Además de la seguridad que genera este estudio en la cimentación, adquiere también valor en el campo económico. Si no se ha llevado a cabo un correcto análisis, los cálculos de la obra podrán encarecerse de manera innecesaria.

Si tienes en cuenta que en el espacio donde deseas construir hay presencia de seísmos, todo lo dicho hasta ahora adquiere una importancia vital para el mantenimiento de la estructura de edificio.

Una vez se comience el análisis, se podrán encontrar dos tipos de suelo: granulares y finos.

Los primeros cuentan en su composición con arena y grava. Es un suelo que a priori reporta ventajas. Gracias a su firmeza, retendrá con mayor éxito las ondas sísmicas que puedan golpear la construcción. El índice de cargas que son capaces de aguantar es amplio.

Por contraposición, los finos están compuestos de unos materiales que, en contacto con el agua, experimentan grandes modificaciones. Este aspecto hace que la resistencia que posean dependa de cómo afecte la humedad a ese terreno en concreto.

Si necesitas asesoramiento o cualquier otro servicio, en G2 Estudis Geotecnics nos encontramos a tu entera disposición.